Quienes somos

Chamusquina nació en Barcelona a principios de los años 90. Mi amiga Sarah Baumgartner y yo inventamos los primeros modelos en un taller en el barrio de Gracia. Nuestra poca experiencia en temas eléctricos hizo que algunos cables se nos “chamuscaran”, y de ahí salió el nombre de nuestra marca.

Desde el principio los diseños fueron muy minimalistas. Nuestro propósito era conseguir calidad de luz haciendo desaparecer la lámpara como objeto. Las estructuras de hierro eran muy finas y las pantallas muy simples.

Más adelante eliminamos la estructura y nos quedamos con la simple pantalla que colgaba de un cable de acero. Conseguimos el desplazamiento vertical de la lámpara con la ayuda de un contrapeso. Surgió así el modelo BAUM.

Hacia el año 2000, Sarah volvió a Francia y yo me trasladé al Ampurdán.

Bscando reducir el volumen de las pantallas para facilitar el transporte y embalaje creé el modelo ECOBAUM. Desaparece el plástico que da rigidez a la pantalla. Unos “sacos” de lino cubren la estructura que ahora cuelga de una cinta de tela.

En el año 2020 con mi amiga Ana Casas, bailarina y buena costurera, nos animamos a coser bolsos y delantales con restos de tela del taller. Así van surgiendo creaciones prácticas que nos alegran los días. 

Decidimos sumar los nuevos productos a las últimas lámparas elaboradas con linos encolados, las duende, y vemos que todo va tomando forma de colección. 

El resultado es esta página web. 

 

Chamusquina es un pequeño negocio local con producto hecho a mano y elaborado individualmente.